Consulado de la República Bolivariana de Venezuela en Oporto

Embajador Moncada denuncia atropello a sede diplomática venezolana en Washington

“Atacantes de la Embajada de Venezuela en Washington intentan forzar su entrada al edificio arriesgando la integridad física de las personas en su interior. Las autoridades no protegen la inmunidad diplomática del edificio ni la seguridad personal de los que lo usan”, así lo denunció este miércoles el representante permanente de Venezuela ante las Naciones Unidas, Samuel Moncada, luego que un grupo violento arremetiera contra la sede diplomática.

En este sentido, el embajador Moncada sentenció que estos actos criminales, delictivos y violatorios del derecho internacional y de la Convención de Viena, respaldados por el gobierno estadounidense, son una clara muestra de los planes que pretenden ejecutar en toda Venezuela.

“Esta es una ventana al futuro que sueñan los que ruegan por la invasión militar de Trump a Venezuela. No es un nuevo país sino una pesadilla violenta, racista y llena de odio, esto es el pasado que no volverá. Lo que ocurre en nuestra Embajada es una muestra de lo que quieren hacer con toda Venezuela. El botín de guerra justifica la violencia”, expresó el diplomático venezolano.

Asimismo, reafirmó la voluntad de la mayoría de los pueblos que están a favor de la paz y la no violencia. “Las mayorías en EEUU y en Venezuela no quieren ser carne de cañón para las guerras de Trump. En Washington hay dos bandos que marcarán la historia, una mayoría que quiere paz y una minoría sedienta de guerra. Nuestros hermanos son los que luchan por la paz”.

El pasado 27 de enero el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, afirmó en un comunicado que Washington aceptó como encargado de negocios de Venezuela a Carlos Vecchio, quién es representante del autoproclamado presidente, Juan Guaidó. Desde ese momento se han violado flagrantemente todas las normas y principios del derecho internacional, así como el artículo 22 de la Convención de Viena que reza lo siguiente:

1. Los locales de la misión son inviolables. Los agentes del Estado receptor no podrán penetrar en ellos sin consentimiento del jefe de misión.

2. El Estado receptor tiene la obligación especial de adoptar todas las medidas adecuadas para proteger los locales de la misión contra toda intrusión o daño y evitar que se turbe la tranquilidad de la misión o se atente contra su dignidad.

3. Los locales de la misión, su mobiliario y demás bienes situados en ellos, así como los medios de transporte de la misión, no podrán ser objeto de ningún registro, requisa, embargo o medida de ejecución.

Desde esa fecha y hasta la actualidad, representantes y activistas sociales se unieron a los diplomáticos y locales, que permanecían en la sede diplomática para rechazar el atropello injusto que desde Washington se está ejecutand, y alzar la voz del pueblo de Venezuela en defensa de su soberanía.

Embajador Moncada denuncia atropello a sede diplomática venezolana en Washington
Scroll hacia arriba